“Un homenaje a nuestra gastronomía”

A todos nos gusta comer buñuelo, natilla, postre de natas, leche asada, carimañola, marranitas, aborrajados; pero no siempre complacemos nuestro paladar porque conseguir estos manjares es difícil. La receta no estaba tan aferrada a la original o simplemente no tenían ese toque colombiano.

A mi juicio, esta realidad está cambiando porque ahora existen nuevos lugar que reúnen las mejores recetas de la comida colombiana, este es el caso de Deleites tradicionales, espacio ubicado en Plaza Pakita, kilómetro 17 vía Las Palmas. Este sí que es un completo homenaje a nuestra cocina, a nuestra gastronomía, a nuestros secretos culinarios…

En Deleites tradicionales podemos encontrar las preparaciones tradicionales de las regiones del país, distribuidas en cinco estaciones: postres, frutería, dulces de antaño, bocados típicos para picar y parvería de nuestros abuelos.

Deleites tradicionales no es un sitio como los demás, donde solo venden sancocho, frijoles, carnes, mutes, sopa de cura de vereda. No, la cocina de nuestro país es más diversa, y el equipo de este restaurante hizo una juiciosa labor de investigación, recorrió las regiones, comió toda clase de amasijos, menjurjes, bebidas y reunieron en su carta lo más apetecido: empanadas de iglesia, arepas de chócolo, arepa cayeye, aborrajados, yuquitas con suero costeño, ceviche tumaqueño, gauchos, velitas, brevas con arequipe y cuajada, buñuelos de ahuyama…

Pero como este sitio es un homenaje a nuestra cultura colombiana, no podían faltar los juegos típicos que engrosan nuestra cultura. Así que si usted odia esperar, recuerde la niñez y juegue pirinola, yoyo, trompo, sopa de letras, rana, parqués y catapis.

Yo comí en Deleites tradicionales chicharroncitos con limón, carimañola de carne, cayeye, marranitas, empanaditas paisas, postre de las tres leches con cernido de guayaba, queso momposino, torta de chócolo, y para rematar, limonada de coco envenenada. Como salí tan satisfecho, quiero volver para sentir de nuevo los sabores que me recuerdan mi niñez y mis viajes por Colombia.

Autor: Andrés Mauricio García Patiño

Soy periodista en la cocina y quiero antojarlos de las texturas, sabores y olores de la cocina, en especial de la colombiana. Porque no hay nada más placentero que desayunar con un pastel de pollo o empanadas de iglesia; almorzar sancocho trifásico y de postre pecar con solteritas. En la noche, que no falte la arepa con quesito y el chocolate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s